Inicio Actividades Semana Santa 2020 – Fecha de la semana santa y que se recuerda ?
22 marzo, 2020

Semana Santa 2020 – Fecha de la semana santa y que se recuerda ?

Semana Santa 2020 – Fecha de la semana santa y que se recuerda ?

La Semana Santa es la observancia cristiana anual que conmemora la última semana de Jesús en la tierra y los acontecimientos previos a su resurrección el Domingo de Pascua. Es la última semana de Cuaresma, y la semana previa al Domingo de Resurrección.

Las fechas de la Semana Santa se definen por la fecha del Domingo de Resurrección, que es una fiesta móvil, y por lo tanto se encuentra en diferentes fechas de un año a otro. La Semana Santa comienza el Domingo de Ramos y termina el Sábado Santo (a menudo conocido – erróneamente – como Sábado de Pascua). Incluye las celebraciones cristianas y las fiestas solemnes del Jueves Santo y Viernes Santo.

Comienza: el Domingo 5 de Abril del 2020
Termina: el Sabado 11 de Abril del 2020.

La Semana Santa es sin duda una época muy sagrada del año, ya que es el momento que conmemoraremos y recordaremos la última semana de la vida de Jesús en esta tierra. Estos son los días previos a la gran fiesta de Pascua. El tiempo cuaresmal de sacrificio y abnegación está a punto de llegar a su fin, pero esta semana es extremadamente importante para todos los cristianos. El mayor foco de la semana es la Pasión (sufrimiento), la resurrección de Jesucristo y los acontecimientos que la llevaron.

Los documentos históricos nos dicen que ya en el siglo IV la Iglesia celebró esta “Gran Semana” con un sentimiento de profunda santidad. Comienza con el Domingo de Ramos, que marca la entrada de Jesús en Jerusalén. La característica central del servicio propio de este día, como lo fue en los primeros tiempos, es la procesión de palmas. Las palmas son bendecidas y luego son llevadas en procesión a la iglesia, donde se hace una entrada con una cierta cantidad de ceremonia, después de la cual se celebra la misa. La otra característica notable y muy antigua del actual servicio del Domingo de Ramos es la lectura del Evangelio de la Pasión por parte de tres lectores.

Especialmente importante para los católicos es el Triduo pascual. Estos son los tres días justo antes de Pascua. El Jueves Santo, recreamos la última cena del Señor, que compartió con Sus apóstoles la noche en que fue traicionado y arrestado. Esta es una de las liturgias más bellas de todo el año litúrgico. En la misa, el sacerdote lavará los pies de doce hombres, tal como lo hizo Jesús. También en esta noche, sacerdotes de todo el mundo renovarán sus votos sagrados. Esto se debe a que, en la última cena, Jesús no sólo instituyó la Misa (Eucharist), sino también el sacerdocio ministerial.

El Viernes Santo, día de la crucifixión y muerte de nuestro Señor, tenemos la veneración de la Cruz. Un servicio se lleva a cabo a las tres de la tarde (hora que se cree que murió) y otro más tarde en la noche. Avanzamos y besamos la Cruz para mostrar honor y respeto por el sacrificio de Cristo por nosotros. No hay consagración de la Eucaristía en este día, y la Comunión que recibimos será de la noche anterior, que ha sido reservada.

El Sábado Santo es una vigilia. Mantenemos la guardia del ascenso expectante de Nuestro Salvador. Este fue el día en que bajó al inframundo para traer de vuelta con él al cielo a los que habían muerto antes de su venida. Hasta ese momento, las puertas al cielo estaban cerradas y nadie podía ir allí debido al pecado original de Adán. Jesús cambió todo eso. Al pagar el precio por nuestros pecados en la Cruz, ganó por nosotros nuestra salvación eterna, y el cielo se abrió una vez más. También en esta noche, las personas que hayan pasado meses de preparación serán recibidas a través del Bautismo y la Confirmación en la Iglesia Católica por primera vez. Es una ocasión alegre para todos.

Aquellos que se dedican de todo corazón a vivir todo el ciclo pascual (Lent, Triduum y los Cincuenta Días de Pascua) descubren que puede cambiarlos para siempre. Esto es especialmente así por el Triduo que, en el corazón de la época pascual, es una intensa inmersión en el misterio fundamental de lo que es ser cristiano. Durante estos días, sufrimos con Cristo para que podamos levantarnos con El en Su gloriosa resurrección. La Semana Santa es un momento para despejar nuestros horarios de actividades innecesarias. Nuestramente sin corazón y nuestra mente deben estar fijos en Jesús y en lo que hizo por nosotros. Llevemos la Cruz para que sea digno de llevar la corona que llevaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *