Inicio Noticias Venecia está rastreando celulares para monitorear movimientos de turistas
21 febrero, 2020

Venecia está rastreando celulares para monitorear movimientos de turistas

Venecia está rastreando celulares para monitorear movimientos de turistas

En un intento por reducir los problemas asociados con el sobreturismo, a saber, el hacinamiento, los funcionarios de Venecia están utilizando señales de teléfonos móviles, cámaras y sensores para rastrear el movimiento de los viajeros y turistas durante el ajetreado período de carnaval, (8 – 25 de febrero). Treinta y cuatro cámaras se han instalado en las calles más concurridas de la ciudad para detectar a las personas que pasan por debajo, con la capacidad de determinar si son adultos o niños, sin vigilar sus rostros.

Además, el sistema permitirá que los sensores intercepten los datos del teléfono móvil para proporcionar información sobre de dónde provienen las personas y durante cuánto tiempo permanecerán en la ciudad. Los funcionarios dicen que les dará una imagen más clara del número de personas que pasan por allí e insisten en que se hará “en absoluto respeto por la privacidad”.

La concejal de turismo Paola Mar dijo que había sido necesario supervisar el flujo de visitantes a Venecia, que lucha por mantener los niveles de multitudes en ciertas zonas turísticas de la ciudad. La ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO es una de las ciudades más visitadas del planeta; atrayendo a unos 30 millones de turistas al año y 60.000 turistas al día. Con el sistema experimental, los funcionarios podrán tomar decisiones más informadas en torno a los cierres de rutas y las desviaciones de tráfico.

En declaraciones a los medios locales, Mar dijo que el sistema de seguimiento de Wi-Fi, cámaras y sensores enviará datos a una sala de control cada 0,25 segundos a “predecir a qué hora los peatones llegarán a un cierto punto crítico y los desviarán a otra área con antelación, para no obstruir o bloquear el tráfico peatonal.

La medida ha estado en curso desde hace algún tiempo, ya que Venecia considera nuevas políticas para controlar el número de visitantes, como cobrar una cuota de entrada a partir de julio de 2020; imponiendo límites al número de propiedades que se utilizan y la prohibición de los cruceros gigantes desde el centro de la ciudad Italiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *